ABOGADOS ALVAREZ & MAURE ASOCIADOS AYMA

LA NUEVA LEGISLACIÓN AGRARIA.


En el mundo actual para sobrevivir necesitamos producir más alimentos o ver cómo resolvemos el problema de la seguridad alimentaria de nuestros habitantes. Es claro que la solución a esta demanda, solo la encontraremos en el desarrollo de una actividad agraria ambientalmente sostenible. Para los propósitos de este apunte, debemos tener como norte proteger el ambiente, sin afectar el crecimiento que requiere y necesita el hombre para desarrollarse en sociedad.

En la república de Panamá había un gran abismo en materia doctrinal y científica. Transcurrieron varias décadas antes de la promulgación de la Ley 37 de 21 de septiembre de 1962, mediante la que se posiciono el desarrollo del derecho agrario. Aunado a esto, se observaba la indefensión de los productores, en especial de los de los pueblos campesinos, por lo que se promulgó la Ley No. 55 de 23 de mayo de 2011, que dio un giro contemporáneo a la materia y cuyo objetivo es la regulación de los principales institutos del derecho agrario.

Esta sensible rama del derecho nos sirve como instrumento jurídico encaminado a ser garante de la productividad, de la agricultura competitiva, de volver a captar la capacidad de la empresa agraria de las familias campesinas y de los pequeños productores, así como de nuevas formas contractuales que aseguren, tanto en el mercado nacional como internacional, los ingresos que corresponden por la labor de los productores locales.
Esta jurisdicción agraria la podemos plantear como un instrumento que nos guía para entender, de forma más clara, la verdadera función social de la tierra, tutelando la actividad que se practica en las fincas rurales o urbanas o mediante la agricultura hidropónica.

No podemos perder de vista la triple función -social, económica y ambiental- que tiene el propietario o poseedor sobre la tierra hoy día. De cara a esta realidad, vemos que el Código Agrario, en su artículo 1, señala que tiene como fundamento regular la actividad, las empresas y los contratos de este tipo y el aprovechamiento sostenible del suelo, así  como determinar la organización de la jurisdicción agraria, de conformidad con lo establecido en el artículo 128 de la Constitución Política.

De la misma manera, hay que tener claro que lo relacionado al uso del suelo debe ser en torno a un ciclo biológico, vegetal o animal ligado, directa o indirectamente, al aprovechamiento de los recursos naturales, y que se resuelve en la producción transformación, industrialización y comercialización de productos agrarios.

Es mucho lo que se ha avanzado, pero aún nos queda camino por recorrer para lograr una verdadera armonía del suelo con nuestro ambiente. Por eso, es importante que el productor, al realizar su actividad lo haga usando abonos orgánicos e insumos que no debiliten el suelo ni afecten la salud humana, animal o vegetal, asegurando de esta forma tener un planeta sano.

Es importante señalar que lo que se busca con el nuevo ordenamiento agrario es la abolición del acaparamiento de las tierras incultas u ociosas, con fines especulativos, para proteger al productor y resolver sus problemas, bajo normas de justicia social. De esta forma, se sientan las bases para la producción sostenible, que no solo impactará al agricultor y al ambiente, sino también al consumidor.

Autor
Nivaldo Alvarez

Abogado
En  A&MA  Abogados, somos parte de tu Empresa o Familia y por eso que eres muy importante para nosotros. Con nuestra Política de Gestión de Responsabilidad, no solo buscamos  brindarte asesorías en disputas contractuales, a interponer demandas o recurrir decisiones administrativas o judiciales, sino que seremos esos consultores legales de total confianza con quienes puedes acudir con la certeza de saber que se obtendrán las soluciones, ideas y estrategias enfocadas siempre en lograr resultados exitosos.


Al existir una mala planificación legal o un mal asesoramiento previo,  siempre surgen problemas. Una asesoría legal basada en el estudio y la experiencia, es nuestra garantía para el éxito de nuestros clientes.